Stroopwafels decorados...


para regalar en Navidad



Como ya os he contado en alguna otra ocasión la stroopwafel es una sencilla y humilde galleta de los Países Bajos, tiene un sabor y una textura deliciosa, con caramelo suave y flexible entre los barquillos muy finos. La única cosa mejor que una stroopwafel es un stroopwafel con una taza de té caliente. El calor del té funde ligeramente el caramelo interior de la galleta y es una delicia el degustarla en ese momento junto con el té o café.




También las puedes usar con un café o chocolate caliente para una bonita merienda.




Y para regalar, dentro de una bola transparente, son un lujo. Se puede comer o colgar en el árbol de navidad. Siempre me han encantado las bolas de nieve.




He usado dos recetas para las galletas, como podéis ver unas son de vainilla y otras de chocolate. Pero como siempre podéis utilizar vuestra receta favorita.




Yo he utilizado chocolate blanco en la base para pegarlas y las he espolvoreado con azúcar glas.




Ingredientes :

- 250 g de mantequilla sin sal
- 150 g de azúcar glas
- 1 huevo grande
- 450 g de harina de repostería
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

- Para las galletas de chocolate de chocolate sólo hay que sustituir 50 g de harina por 50 g de cacao en polvo y eliminar el extracto de vainilla.




Preparación :

- Batir la mantequilla y el azúcar a velocidad baja, no mezclar demasiado tiempo para que no entre mucho aire en la masa.
- Agregar el huevo y el extracto de vainilla. Mezclar brevemente.
- Añadir la harina de repostería y la sal y mezclar hasta que esté completamente incorporado, sin mezclar demasiado.
- En el caso de las de chocolate mezclar el cacao con la harina y la sal antes de unir a la mezcla.




Os dejo otras entradas de tapa tés podéis verlas pinchando aquí, aquí y aquí.



FELIZ 2017 !!!!!!!!!!!!!

5 comentarios: